¿Debo cargar a mi bebé?


"Prohibido alzar al bebé."

Cuando tenemos un bebé, recibimos millones de consejos, y es natural sentirse confundida sobre lo que se debe y no hacer. Cuando el bebé llora, produce en la mamá diversas reacciones, es probable que la primera sea cargarlo, pero si su madre, su tía, o el programa de televisión de moda le ha lavado el cerebro diciéndole lo contrario, es probable que lo dude, e incluso reprima su intuición.

Es cierto que no está mal, que el bebé llore unos minutos, porque es su forma de expresarse a la vez que el ejercicio estimula sus músculos y crece saludable, pero tampoco es beneficioso dejarlo llorar para que  sufra en cuotas y desde el principio y no de una vez cuando no podamos cargarlo por otros motivos.

Hoy en día las madres hacemos miles de actividades,un gran porcentaje trabaja fuera de casa, y terminada la licencia tendrá que dejar al bebé en manos de otra persona, es ese un motivo para acostumbrarlo a esperar, a llorar desde recién nacido para que no " sufra" después?

No estoy de acuerdo, si quieres cargar a tu bebé, haz oídos sordos  a los consejos y luego de esperar unos segundos, puedes alzarlo, calmarlo y reconfórtarlo.Cuando es recién nacido, si bien el llanto es su forma de expresión, sabrás que seguramente llora por algo, pronto reconocerás si el motivo es valido o está malcriándose. Si le das seguridad y amor, tu bebé crecerá sano y feliz, y sentirás la más grande satisfacción: hacer lo que dicta tu corazón de madre.

Estamos en una época, en la cual racionalizamos todo, es como si cada causa y consecuencia estuviera predicha de antemano, y hemos perdido la intuición, haciendo caso omiso a los propios sentimientos.
Prepárate para vivir una experiencia a pleno con tu bebé, tu familia creció y son ustedes los únicos protagonistas.

Mi hija de ocho años es preadolescente.

 Frente a los conflictos o comportamientos cambiantes de nuestros hijos, muchas veces nos sentimos desorientadas y confundidas.
Cansada de escuchar consejos de gente que no cumple lo que dice, no se encuentra en una situación idéntica o sólo tiene ganas de criticar a los demás, decidí buscar respuestas en el queridísimo señor Google.
 Mi hija tiene ocho años, y su carácter ha cambiado lo suficiente para percibir que hay algo que no está igual,    a sabiendas de que no tiene problemas graves en ningún ámbito, y más allá de que su temperamento es bastante fuerte desde que dio sus primeros pasos, me sentí lo suficientemente desconcertada para investigar en Internet.
En internet uno encuentra de todo.A veces los resultados de nuestras búsquedas no tienen nada que ver con lo que queremos saber, otras veces la información proviene de fuentes desconocidas y dudosas y en muchos casos son anécdotas de gente como uno...
Pero lo que encontré en internet me sorprendió , mi hija tiene todos los signos de estar entrando en la pre adolescencia, por consiguiente los cambios por los que está atravesando son producto de su crecimiento.


La pre-adolescencia: desde los 8 hasta los 11 años
Cambios físicos Crecimiento desigual de huesos, músculos y órganos puede dar una apariencia algo torpe. Supone el inicio de la pubertad para la mayoría.

Fase cognitiva Pensamientos lógicos y tendencia a despreciar pensamientos imaginativos de la infancia. Capacidad para acumular grandes conocimientos y aplicar nuevos conceptos. Mayor interés para aprender habilidades de vida (cocinar, reparar)
.
Desarrollo moral Egocéntrico en general, aunque ya tiene conciencia. Comprende los conceptos lo que es justo y la negociación. No siempre se ve reflejada su capacidad moral en su comportamiento.

Concepto de sí mismos En gran medida influido por las relaciones con los miembros de su familia, profesores y cada vez más, por sus compañeros. Muchos niños tienden a imitar el estereotipo masculino. El auto-imagen de muchas niñas puede sufrir con la llegada de la pubertad.

Características psicológicas Mayor afán de hacer planes y cumplir con objetivos. Tendencia a ser desorganizados.

Relaciones con padres Relación de afecto y dependencia de ambos padres. Deseo de participar más en decisiones que les afecta. Tendencia a discutir sobre tareas, deberes, y orden. Conflictos con hermanos.

Relaciones con compañeros Eligen amigos con mismos gustos y aficiones. Niñas tienden a tener menos amigas más íntimas que niños. En esta etapa se forman pandillas de amigos que pueden excluir a otros niños.

Fuente:Adolescentes etapas


Crisis de la edad: cómo y por qué cambia la conducta de los niños

Muchos padres se preocupan si su hijo, hasta hace poco dócil y cariñoso, es el mismo que de pronto se vuelve terco, desobediente y llorón. “Me lo han cambiado”, piensan. Pero en realidad es el niño el que está cambiando. Son las llamadas crisis de la edad, relacionadas la mayoría de ellas con los cambios que sufre su cuerpo.
Consulta: Crisis de la edad: cómo y por qué cambia la conducta de los niños

Mi bebé llora sin parar.

Un bebé que llora sin parar es una gran prueba para los padres; mucho más aún si son primerizos. El llanto preocupa, aturde, molesta, agota.No hay motivo para no reconocerlo, pero también es verdad que la ansiedad que nos genera seguramente generará una cadena y la situación empeorará.
Los bebés expresan todas sus necesidades a través del llanto, y la única receta para comprender a nuestro hijo y calmarlo, es mantener la propia calma.
  • El hambre es una de las causas más comunes de llanto; antes de buscar otras explicaciones, asegúrate de que esté bien alimentado, es posible de que a pesar de que crees que está satisfecho, no sea así, puede que la última vez que tomo el pecho no haya succionado lo suficiente, o quizás se durmió y no completó su toma.
  • Los cólicos: Muchos niños lloran antes de evacuar sus intestinos y necesitan ser alzados y reconfortados. La eliminación de gases también pueden ser causa de llanto.
  • El calor o el frío pueden ser causa de llanto, lo mismo que el tener húmedos los pañales o irritada su colita. Las picaduras de insectos también son otras de las causas de incomodidad, ya que el bebé no es lo suficientemente maduro como parar rascarse o defenderse por sí solo.
  • La inseguridad: No olvide que tu bebé pasó nueve meses en tu vientre, y estar solo en una cuna, rodeado de objetos, sonidos y texturas diferentes puede perturbarlo. No escuches a quienes te digan que no lo alces, tu intuición de madre te dará las fórmulas, si sientes que abrazarlo puede calmar su angustia, no dudes en hacerlo, sentir tu calor y tu aroma lo reconfortará, y también te reconfortará saber que sos capaz de comprender su lenguaje.
  • Si está enfermo, manifestará su dolor o molestia mediante llanto, pero no será el único síntoma; posiblemente comience a alimentarse menos, tenga unas líneas de fiebre o sus evacuaciones cambien de color y consistencia, por lo tanto notarás que este llanto se acompaña de otras señales, y lo llevarás al pediatra.